Monologamia Rec

Anoche vi Monologamia Rec, en Amazon Prime Video.

Sí, ya sé que en un artículo anterior dije que la televisión no es el formato adecuado para el stand-up. Sigo pensando lo mismo, pero desde que Comedy Central (la antigua Paramount Comedy) ya no graba nuevos monólogos (y los que hay no los pone en streaming) y el Club de la Comedia también ha “dejado de existir”, la verdad es que lo echaba de menos.

El stand up en España está atravesando una mala época. Y el coronavirus sólo ha sido una puntilla más, porque la cosa venía de antes. Sin monólogos en los bares, ni en televisión, ni en internet, los amantes de este tipo de comedia hemos recibido Monologamia con los brazos abiertos.

Porque Monologamia Rec no es otro programa de monólogos. De hecho, si quieres puedes encontrar varias formas de ver monólogos en tu televisor, móvil o pc. No están ya los que eran los dos máximos exponentes en España, pero Netflix, por ejemplo, tiene una amplia carta, y en youtube sigue habiendo cosas. Con Monologamia es distinto. No es el típico monólogo de actores famosos, no es el típico monólogo grabado en un teatro, no es el típico monólogo en el que parece que hay dos mundos diferentes, intocables el uno del otro. No. En Monologamia han conseguido hacer que parezca que estás en el local, allí, con ellos. Humor de cercanía. Han conseguido acercarse al monólogo de bar, a pesar de estar en el salón de tu casa.

Con sus cosas buenas y malas, claro. Todo tiene su encanto. No es la grabación perfecta con iluminación maravillosa, risas enlatadas para cuando hacen falta, y grabado varias veces para elegir luego la toma que mejor ha quedado. Aquí, el cómico interactúa con el público, algunos chistes no entran bien, el sonido a veces no es todo lo bueno que se puede desear, vamos, el día a día de un cómico de bar.

Se me saltaron las lágrimas de la emoción. A parte de las risas.

¿Y si nos ponemos a analizar los monólogos? Bueno, hay para todos los gustos. Los dos programas disponibles hasta el momento constan cada uno de seis cómicos, por lo que cada espectador tendrá sus preferencias. Pero una nota es común a todos: ha evolucionado a un humor más social, comprometido.

Lejos han quedado ya los orígenes de este formato en el que todos los cómicos hablaban de cosas tan cotidianas, que todos hablaban de lo mismo. Con el tiempo, los cómicos evitaban repetir temas, pero sin salirse de lo cotidiano. Ahora estamos en la siguiente fase, en la que al texto humorístico no le falta su cuota de crítica social, su moraleja, su enseñanza, en definitiva, un valor añadido que el público, cada vez más exigente venía pidiendo desde hace tiempo.

Desde luego, espero ansioso más entregas. Larga vida a Monologamia Rec.

By (Antonio Castejo)

Sopa de Gansos INSTANT!

instant

El programa Nuevos Cómicos (ahora Central de Cómicos) de la cadena Paramount Comedy (ahora Comedy Central) ha sido desde el principio la plataforma de lanzamiento de la mayoría de cómicos que lo están petando ahora mismo. A Dani Rovira, Agustín Jiménez, Ángel Martín, Paco León, Flipy, Eva Hache, Vaquero, Joaquín Reyes, Julián López, Ernesto Sevilla, Raúl Címas, Iñaki Urrutia, Sara Escudero y a un largo etcétera se les puede ver ahora por distintas cadenas de televisión y en películas. Pero no sólo ellos. De esta cadena han salido los mejores cómicos de carretera que siguen llenando de risas los bares de toda España sin dar el salto a la televisión (o con apariciones muy puntuales).

Esta cadena y su programa insignia son un referente en el Stand-Up nacional. Son, junto al Club de la Comedia, los que introdujeron el género en este país, (al menos al nivel actual. Stand-Up ya había antes, pero a muy pequeña escala), y ha sido lo que ha dado promoción a miles de cómicos que buscaban hacerse un hueco en este mundo, sirviéndoles de marca. ¿Pero tú has salido en Paramount?, te preguntaban continuamente cuando ofrecías tu trabajo.

La publicidad es muy importante, y salir en televisión ayuda. El problema es que para ver este canal debes tener alguna plataforma de pago. En su día Vía Digital o Canal Satélite Digital (ahora fusionados en Digital+), o bien ONO TV, Imagenio, Orange TV u otras plataformas que te permiten verlas por internet. Como digo, todas de pago, por lo que no puede llegar a todo el mundo. La mayoría de la gente cree que Alex Clavero es un cómico nuevo, y/o no conoce a gran parte de los cómicos con más trayectoria a menos que hayan salido en los canales generalistas. Para solucionar eso, estaba internet. Youtube era a donde la gente iba para ver gratis ese programa que no podían ver en televisión. La verdadera promoción del cómico estaba ahí, en youtube. Salir en Paramount te servía para el currículum, para decirlo cuando querías pedir trabajo, y para tener una grabación de calidad cuando algún posible cliente te la solicitaba. Pero fama no te daba, y cuando llegabas al local a actuar, la gente no te conocía. Ni el tato.

Luego llegó la prohibición. Ante denuncias millonarias de Viacom a Youtube, éste último elimina de manera automática cualquier vídeo subido a la plataforma que pertenezca a este grupo televisivo. El resultado es que los cómicos que han grabado después del capado son más desconocidos todavía si cabe. La cadena tiene muy poca audiencia, y si el contenido no está en la red…

-Pero Comedy Central tiene web propia donde puedes ver esos monólogos.

Eso es cierto. La intención al prohibir subir vídeos a youtube era desviar el tráfico hacia su web (y si consiguen obligar a algún fanático a que contrate alguna plataforma, mejor). Me parece completamente lícito. Pero antes de las redes sociales, la gente sí visitaba webs y portales en busca de contenido, pero la tendencia actual es verlo compartido, y el tráfico directo hacia webs privadas se ha reducido bastante. En resumen, promoción cero.

Ante este panorama, mi propuesta siempre a sido que la cadena diera el salto a la TDT. Accesible a todo el mundo de manera gratuita. Que no lo haga no sé si es un problema de licencias (supongo que no será la única que querría y no hay hueco para todas) o una decisión voluntaria. Sea como fuere, la cosa seguirá como está, al menos a corto plazo.

Y ahí es donde entra Sopa de Gansos INTANT! Factoría de Ficción SÍ está en la TDT. No es una de las cadenas con más audiencia, pero está ahí, para que la vea quien quiera y cuando quiera.

El formato es el mismo: recrear el monólogo de bar para televisión. Accesible. Para todo el mundo. Gratis. En masa. Pero tiene más ventajas, y es que no son tan puristas como la paramon.

¿Qué quiero decir con eso de puristas? Pues que tiene que ser un monólogo al uso, clásico, estándar. No puedes introducir elementos, como el famoso teléfono de Gila, por ejemplo. ¿Que tienes una guitarrita? Pues como mucho canta una canción, pero que sea corta. Hacer todo el monólogo cantado, como que no.

También tienes que ser tú mismo, es decir, no puedes hacer personajes, disfrazarte de alguien y hacer un monólogo desde su punto de vista. Todo esto SÍ tiene cabida en Sopa de Gansos INSTANT!

Un monólogo interpretado por un personaje de Star Wars, ventriloquía, humor musical… y por supuesto, monólogos clásicos. Porque clases de humor hay muchas, y lo que cuenta es hacer reír.

Y sobre todo, humor de calidad. Desde luego, me quito el sombrero. Chapó.

Pero nada ni nadie es perfecto, y no me puedo despedir sin decir algo negativo. Siguiendo la comparativa con Comedy Central, este canal no sólo sirve para afianzar cómicos con trayectoria, sino que también sirve de entrada a cómicos novatos. Hace cantera a la vez que descubre nuevos talentos y los saca del anonimato. Es una puerta de entrada más accesible que cualquier otra para esos artistas que lo hacen bien, pero no tienen los contactos necesarios (o la suerte, o los conocimientos) para darse a conocer. Sin embargo, para participar en Sopa de Gansos debes tener ya cierta trayectoria, cierto curriculum, una carrera profesional ya establecida…

Pero acaba de empezar. Tienen que arrancar y afianzarse, y puede que una vez consigan establecerse a largo plazo, ya sí den cabida a gente nueva.

Poco a poco, pasito a pasito.

(By Antonio Castejo)

Sopa de Gansos

Muchos cómicos nos quejamos del intrusismo laboral en El Club de La Comedia, donde salen Chicote, Falete, Brasero… haciendo monólogos en vez de llamar a cómicos de verdad. Ahora, por lo menos, alternan algunos cómicos con los famosos, pero en los orígenes, allá por el año 2000, eran sólo famosos. También es verdad que en los orígenes no había tanto profesional como ahora, pero si a día de hoy se sigue haciendo, un motivo tendrá. Y el motivo es la audiencia. Del público se dice que es respetable, pero no porque haya hecho nada para ganarse el respeto, sino porque hay que respetarlo, y punto. El cliente siempre tiene la razón, y hay que dársela aunque no la tenga. Hay que darle lo que quiere. Si la gente quiere Sálvame, pues habrá que darle sálvame. Sin ir más lejos, al día siguiente del estreno de Sopa de Gansos, Gran Hermano Vip batió su propio récord con un 31,6% de share. No olvidemos que la televisión es un negocio. Conseguir que una cadena apueste por un programa de humor ya es bastante complicado, casi todos los intentos que se hacen acaban durando poco, la audiencia manda, y si hay que meter algún famosete para ganar algún punto, pues se mete. Todo sea por que el humor siga teniendo su hueco en la pequeña pantalla.

-Ya, pero es que los monólogos de esos famosos son muy malos.

Eso ya es otra historia. Que se prime más el continente que el contendido en televisión no es nuevo, pero como he dicho antes, si no se puede tener todo, pues se busca lo que optimice la audiencia. Al final todo se reduce a una simple operación matemática.

¿Y por qué hablo de El Club de la Comedia si el post va de Sopa de Gansos? Pues porque durante la emisión del programa, en Tuiter no paraban de comparar ambos programas.

Por un lado por el formato, que se parecía mucho. ¿Y qué esperabais? Un programa de actuaciones en directo, con presentador (presentadores en este caso). No hay muchas combinaciones posibles.

Y por otro lado, y de ahí la comparación con el club de la comedia, lo malos que eran los monólogos de los famosos, en este caso Santi Millán y Paz Padilla. En una cosa tienen razón, los monólogos no solo apenas tenían gracia, sino que estaban demasiado anticuados. Sin embargo, tanto Santi como Paz SON CÓMICOS. Sí, que ahora uno se ha centrado en su carrera como actor y la otra trabaja en Sálvame, de acuerdo, pero ambos empezaron en este mundo haciendo reír, no son famosetes y ya está. A lo mejor lo que pretenden quienes critican es que sólo haya cómicos de stand Up. La comedia es mucho mas, no sólo stand up, no seáis tan puristas. De hecho, en el programa hubo otras actuaciones, otro estilos, no monólogos únicamente. Hay muchas clases de humor, y parece que todas tienen cabida en este programa, y eso está bien.

-Pero es que se notó mucha diferencia entre los monólogos de Paz y Santi con respecto al de Alex Clavero.

Y te doy toda la razón. Alex Clavero fue para mí lo mejor de la noche sin duda, y en el club de la comedia también se notan esos saltos de calidad entre cómicos de verdad, y famosetes.

Pero el programa se emite en cuatro, y eso exige un nivel de audiencia muy alto, y se necesitan reclamos. Si luego los reclamos no están a la altura, el programa acabará cayendo como otros tantos en el pasado.

Sin embargo, ahí está Factoría De Ficción. Sopa de Gansos Instant para los viernes por la noche, en una cadena donde los altos picos de audiencia no son tan importantes, donde se tendrán más en cuenta el contenido, donde tendrán su oportunidad cómicos buenísimos aunque menos conocidos.

Y ahora una profecía mía, opinión personal, y es que sinceramente creo que la versión Instant tendrá mucha más calidad, y más futuro en antena, que su hermano mayor.

Os lo diré cuando lo vea.

Sopa de Gansos tiene muchos puntos mejorables. Por ejemplo, los presentadores. Si antes hablábamos de reclamos en las actuaciones, la figura del presentador también ejerce esa función. Tanto Florentino Fernández como Dani Martinez tienen tirón mediático, y ambos se dedican al humor. Son la pareja perfecta para un programa de este tipo. Sin embargo, creo que están un poco desaprovechados. Sinceramente creo que a ambos se les puede exprimir un poco más. Soy consciente que únicamente son los presentadores, que el protagonismo se les cede a las actuaciones, pero entonces no veo necesario que tengan que ser ellos dos. A menos, claro, que sólo se les contrate por su imagen y no por su trabajo.

Resumiendo, el programa estuvo un poco flojo. Me gusta mucho la idea, creo que podría convertirse en un referente (como El Club de la Comedia o Nuevos Cómicos de Paramount Comedy), pero para eso habría que reforzar los puntos débiles, y hacerlo ya, porque el público no tiene paciencia, y el 10% de share del estreno puede bajar considerablemente en la segunda emisión.

Y sería una pena.

(By Antonio Castejo)